Cómo hacer apuestas con hándicap en basket 🏀

Hándicap. “Del inglés handicap. 1. m. Desventaja o circunstancia desfavorable. 2. m. Deporte. En hípica y en algunos otros deportes, competición en la que se imponen desventajas a los mejores participantes para igualar las posibilidades de todos”. Lo cierto es que la RAE (Real Academia Española) clava la definición incluso cuando necesitamos una acepción válida de hándicap para el universo de las apuestas deportivas. Efectivamente, una apuesta de baloncesto con hándicap no es otra cosa que un envite en el cual se impone una desventaja al mejor equipo para igualar las posibilidades de ambos contrincantes.

¿Qué sentido tiene tal maniobra? La finalidad no es otra que hacer más atractivo el hecho de apostar a favor del favorito, cuyas cuotas asociadas son muy reducidas en condiciones normales. En dicha tesitura, hay mucho que perder y poco que ganar. No obstante, cuando se añade un hándicap determinado se consigue nivelar las cuotas de los distintos desenlaces posibles, con lo cual apostar a caballo ganador resulta tan atractivo (contemplando las posibles ganancias) como hacerlo a favor de quien no ha ganado un encuentro en toda la competición. Con el hándicap añades una condición a tu pronóstico (que ganen por un mínimo de equis puntos) y así el atinar con tus pronósticos se complica ligeramente, es un hecho; las probabilidades de acierto se reducen y, en consecuencia, la recompensa prometida es mayor.

Hándicap en el área que nos preocupa

En el área que nos preocupa, el de las apuestas deportivas en general, cuando hablamos de hándicap nos referimos a una dificultad añadida que se impone a alguno de los contendientes cuando un encuentro resulta demasiado desigual. La dificultad añadida puede venir en forma de goles en contra en fútbol, puntuación en contra en baloncesto, o sets si hablamos de tenis. Al final del evento, al resultado se le suma o resta el hándicap acordado para modificarlo y compensar la ventaja inicial. De este modo, se igualan un poco las probabilidades de acertar el resultado y las cuotas resultan más atractivas que sin la ventaja.

¿Te gustan las apuestas con handicap? Vota nuestro artículo ¡ 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,33 de 5)

Cargando…

Finalidad de las apuestas con hándicap

Ésa es la verdadera finalidad de las apuestas con hándicap: hacer más atractivo al apostante jugarse los cuartos en enfrentamientos con cuotas bajas, en partidos con claros favoritos. En una apuesta simple, si señalo que ganarán Real Madrid, CSK Moscú, Mónaco o Golden State Warriors, tengo muchas probabilidades de dar en el clavo, pero seguramente ganaré poco dinero, pues la cuota no acostumbra a despegarse demasiado del “1”. O sea, lo dicho, hay mucho que perder y poco que ganar. No obstante, si añadimos una coletilla, como puede ser “ganará de 8 puntos o más” (eso es el hándicap), y la condición se cumple, nos embolsaremos más dinero. La probabilidad de acierto se habrá reducido un tanto, pero la cuota asociada se habrá incrementado.

En esta ocasión nos centramos en el baloncesto porque éste es uno de los deportes, si no el deporte, donde más juego dan las apuestas con hándicap. Es un deporte trepidante, la frecuente alternancia en el marcador añade dosis extra de emoción y los tanteadores son tan amplios que las posibilidades de calcular pronósticos y condiciones se multiplican.

Cómo se expresa el hándicap en una apuesta de baloncesto

Las apuestas con hándicap, concebidas para mitigar en el cupón de apuestas la diferencia que pueda existir en el terreno de juego, se plantean asociando a cada contrincante un número decimal determinado. Por ejemplo, de esta manera:

San Antonio Spurs -7,5 vs Minnesota Timberwolves +7,5

Ojo, pues esos números precedidos por un + o un – no representan las cuotas que ofrece la casa de apuestas, eh (¡menudo chollo sería!). De tal propuesta lo que se deduce es que la firma da por favorito a los Spurs y que sitúa el listón de la diferencia de tanteador en 8 puntos. O sea, si vas con el equipo de La Marcus Aldridge y Pau Gasol, para que ganes la apuesta se deberá imponer por ocho o más puntos. Si, en cambio, confías en que los Timberwolves darán la sorpresa o, al menos, aguantarán el tipo sobre la cancha y perderán por pocos puntos, puedes llevarte una tela incluso si Ricky Rubio, Nikola Pekovic y compañía palman por siete puntos de diferencia.

Ahí radica la importancia de ese número que indica el hándicap, iguala ‘fuerzas’ y equilibra cuotas. A la hora de resolver de qué lado se decanta el envite, si de quienes apuestan por uno u otro equipo, habrá que restar y sumar esos tantos a cada uno. En el caso que nos ocupa, al resultado oficial del partido se restarán 7,5 puntos anotados por el conjunto local, o se sumarán otros tantos en el casillero del visitante. Es sencillo, como verás en el ejemplo que manejamos.

Ejemplo

Imagina que el equipo de San Antonio vence 104-97 al de Minnesota; a la hora de resolver la apuesta con hándicap planteada por la casa de apuestas, habrá que restarle 7,5 puntos al gallo de la Conferencia Oeste o, en cambio, habrá que añadírselos a su rival. Una u otra operación, nunca las dos. O le asignamos 96,5 puntos a los Spurs (104-7,5) ó le asignamos 104,5 (97+7,5) a sus contrincantes. En ambos casos vemos que, aunque el partido se lo ha llevado el local, la apuesta la han ganado quienes han optado por el visitante.

Restando a los Spurs, éste es el nuevo ‘resultado’: 96,5-97

Sumando a Minesotta, es éste otro: 104-104,5

Deberías haber apostado por el equipo menos potente, sobre el papel. Y librarías por los pelos, de todos modos, pues un puntito más (105), un simple tiro libre, hubiera permitido a los Spurs cubrir el hándicap… 97,5-97 hubiera sido la nueva referencia. Ahí reside la enorme gracia de las apuestas con hándicap.

El por qué de los decimales en apuestas con hándicap

Igual te estás preguntando por qué las variaciones se expresan en decimales, normalmente con un “.5”, y no con un número entero. Pues bien, es así porque de ese modo eliminas la posibilidad de que a la hora de recalcular se produzca un empate, resultado que no existe en basket (siempre se disputa una prórroga o las que haga falta).

Si en nuestro ejemplo la propuesta fuera San Antonio Spurs -7 vs Minnesota Timberwolves +7, el lío estaría asegurado con un ese 104-97 oficial… 97-97 y 104-104 serían los tanteadores a tener en consideración a la hora de resolver la apuesta, y ya sabes que esos empates no se pueden dar.

A la hora de recalcular las probabilidades de victoria de uno u otro contrincante, aplicando a cada cual la ventaja y la desventaja que reparte el hándicap, la casa de apuestas puede tener desajustes y ‘errar’ en el cómputo. Esto es, puede que se equivoque al establecer las nuevas cuotas, esas ganancias a la vista que, a fin de cuentas, se establecen en función de porcentajes, de las posibilidades que existen de que se produzca un resultado. La fijación de unas cuotas equivocadas beneficia a los apostantes más avispados, pues pueden detectar la imprecisión y sacar tajada del asunto.

Con esta pista, y consultando la Guía definitiva de apuestas deportivas publicada en ApuestasFree, muy mal tendrás que hacerlo para salir malparado.

El hándicap asiático

Otra de las modalidades de hándicap que habrás visto curioseando en las webs de las casas de apuestas es el hándicap asiático, que poco a poco se está introduciendo con éxito entre los jugadores españoles, al menos entre los más experimentados. Esta forma de apostar es muy popular en Asia y de ahí su nombre. El objetivo principal del hándicap asiático es evitar que el partido acabe en empate, reduciendo a dos los posibles resultados: victoria local o del equipo visitante.

Existen dos tipos de hándicap asiático: medio gol o hándicap con decimales (0,5; 1,5; etc.) y gol entero o sin decimales (0; 1; etc.). En el caso del hándicap de medio gol siempre existe un ganador claro, ya que no es posible anotar medio gol, lógicamente.

En el caso del hándicap sin decimales, si se produjese un empate después de aplicar el hándicap asiático se reembolsan todas las apuestas ya que el empate es una opción que no se contempla.

Existen varios opciones de hándicap asiático, las más habituales son las siguientes:

Handicap 0:1/4
Este handicap significa que uno de los equipos parte con 0,25 goles de ventaja. En caso de empate, el beneficio o la pérdida se divide entre 2.

Handicap 0:1/2
Este handicap significa que uno de los equipos parte con 0,5 goles de ventaja al inicio del partido.

Handicap 0:3/4
Este handicap significa que uno de los equipos parte con 0,75 goles de ventaja al inicio del partido. Si gana el favorito por un gol de diferencia, el beneficio o la pérdida se divide entre 2.

Handicap 0:1
Uno de los dos equipos parte con 1 gol de ventaja. Si gana el favorito por un gol de diferencia, se devuelve el importe de la apuesta.

Handicap 0:1 3/4
Este handicap significa que uno de los equipos parte con 1,75 goles de ventaja al inicio del partido. Si gana el favorito por dos goles de diferencia, el beneficio o la pérdida se divide entre 2.

Ventajas hándicap asiático

Una vez que hemos entendido estos conceptos, el hándicap asiático supone importantes ventajas porque las apuestas con hándicap asiático son muy lucrativas si entiendes bien cómo funcionan. Desde aquí te animamos a comenzar a realizar apuestas con hándicap, sobre todo en eventos y mercados con escaso interés cuyas cuotas básicas sean muy bajas. Las principales ventajas del hándicap asiático son:

  • Sólo hay dos resultados posibles en lugar de tres, al desaparecer la opción de empate.
  • Hay más posibilidades de ganar con el hándicap asiático,  ya que al menos se puede conseguir la mitad del beneficio esperado.
  • Igualmente, las pérdidas también se reducen ya que es posible perder sólo la mitad de la apuesta.

¿Cuál es la casa de apuestas más ‘fallona’ en ese sentido? Pues tendrás que averiguarlo por tu cuenta… Prueba a ojear las cuotas con hándicap que ofrecen Wanabet, Betfair y Bwin, entre otras, pues es sencillo acceder a ellas, mucho más que en las páginas web de otras firmas. Si te animas, señala también en qué tiempo se anotará el mayor número de puntos, cuántos anotará cada equipo, si el resultado será par o impar, quién ganara cada cuarto… Qué gozada, apostar a baloncesto.