Aprende cómo apostar mejor en bet365

¿Cómo hacer apuestas sin riesgo en bet365? ¿Cómo puedes asegurarte de que vas a ganar todos tus pronósticos? Ejem… no puedes. Para empezar, si has llegado aquí pensando que hay una fórmula mágica o un secreto que te permitirá hacer apuestas y ganarlas siempre… busca en otro sitio, pero ya te avisamos de que no lo vas a encontrar. Partimos de la base de que las apuestas -ya sean deportivas, de casino en cartas, slots o ruletas- son predicciones que hacemos sobre un hipotético resultado de un evento, cuyas probabilidades de ocurrir pueden calcularse matemáticamente. Y nunca son del 100%. Por tanto, hacer una apuesta sin riesgo es imposible, a priori. Aunque existen algunas formas de apostar ‘sin riesgo’ (con salvedades) o minimizar el riesgo que asumimos… Vamos a verlas.

¿Te gusta la casa de apuestas Bet365? Vota nuestro artículo 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,25 de 5)

Cargando…

Las apuestas sin riesgo, apuestas seguras y devoluciones de apuesta

Otra cosa muy distinta de las apuestas sin riesgo matemático es cuando hablamos de apuestas sin riesgo refiriéndonos a un tipo de promociones que nos brinda bet365 de vez en cuando. En determinadas ocasiones, la casa nos presenta una ‘apuesta sin riesgo’ o ‘apuesta segura’ para poder recibir el saldo apostado de vuelta si es que no acertamos nuestro pronóstico. Las apuestas sin riesgo se ofrecen a veces con motivo de determinadas competiciones especiales, eventos deportivos o para incentivar determinado tipo de apuesta.

Este tipo de promociones te devuelven el importe que hayas apostado si pierdes tu apuesta, por lo que se considera que se trata de una apuesta en la que no arriesgas nada. Si ganas, recibirás tus ganancias conforme a la cuota de la apuesta, pero si pierdes, recuperarás el importe apostado, por lo que nunca pierdes saldo. Eso sí, las apuestas sin riesgo o devoluciones de apuesta -pueden ser lo mismo o no-, se suelen otorgar en forma de bono. Es decir, es un saldo que no es ‘real’ como sí lo era el dinero que apostaste. Es un saldo que podrás usar para hacer más apuestas, pero no podrás sacarlo de la casa. Por tanto, se trata de una apuesta segura, por supuesto, pero con matices…

En ocasiones, por ejemplo, las devoluciones no implicar recuperar el total de tu apuesta, sino un porcentaje: el 50% por ejemplo. Por tanto, en estos casos no podrían considerarse apuestas seguras, porque si pierdes la apuesta no vas a recuperar todo lo apostado, sino parte, y en forma de apuestas gratis, tampoco en dinero real.

Lógicamente, las promociones de las casas de apuestas están pensadas para incentivar el juego de los clientes y las apuestas seguras no son distintas. Al ofrecer devolverte tu apuesta en forma de free bet o apuesta gratis, la casa se asegura de que volverás a usar ese saldo para jugar, y podrías perderlo, aunque también podrías ganar y convertirlo, ahora sí, en saldo real. Pero las probabilidades -aquí vuelven las matemáticas a la palestra- siempre son favorables a la casa.

Por lo tanto, la apuesta segura es otra de las formas que tiene bet365 para incentivar que juegues y apuestes, pero eso no significa que no sea buena idea aprovechar estas promos, siempre que sepas cómo funcionan, para qué sirven y qué características tienen para no llevarte sorpresas.

Cómo apostar con menos riesgos

Además de las apuestas seguras o apuestas sin riesgo, existe alguna otra forma de apostar con menos riesgos en Bet365, pero como ya hemos visto, no existe la apuesta segura pura al 100%. El juego implica un riesgo de perder, por mínimo que sea, siempre. Vamos a ver cómo se puede apostar con menos riesgos.

Apostando a cuotas bajas

Una verdad de perogrullo: cuanto más baja es la cuota a la que apuestes, más probabilidades tienes de ganar. Lógicamente, menores son las ganancias, pero es que no se puede tener todo, amigo. Si quieres ganar a lo grande, tienes que arriesgar a lo grande. Es lo que hay. Apostar a cuota 1.2 te da muchas probabilidades de acertar tu pronóstico, pero ganarás una miseria con tu apuesta. Por tanto, a menor riesgo, menor posible ganancia. Pero incluso podrías llegar a perder. Ni siquiera una cuota baja te garantiza el éxito al 100% ni en bet365 ni en ninguna otra casa de apuestas.

Apuestas en vivo desde bet365 app

Quizás uno de los mejores modos de apostar es aquello que se ve en vivo, pero no en las cuotas. Poder esta viendo las sensaciones y vibraciones de un partido en directo es una gran ventaja que no se suele ver reflejado en las cuotas. En estos casos, tener a mano la app de bet365 ayuda mucho a no perder segundos cuando estamos viendo un evento en directo.

Apostar usando el (código del) bono de bet365

Contar con un dinero que «no tenemos» tambien ayuda a la hora de apostar. Eso si, como con todas las casas de apuestas, este bono es solo para nuevos usuarios. Por lo que si aun no estás registrado, puedes hacerlo tecleando durante tu registro el código de bonus BONOAPP. De este modo, tendrás el bono mas alto que da bet365 en el momento actual, sin necesidad de buscar banners o links para intentar conseguirlo.

Apostando de forma profesional

Otra de las mejores formas de apostar de forma más segura en bet365 es saber. Saber mucho. Y apostar con cabeza. Como siempre os recomendamos, la mejor forma de apostar y tener buenos resultados, a medio y largo plazo, es aprender todo lo que puedas de un deporte y especializarte al máximo. Es decir, si puedes especializarte en una competición, un equipo o un mercado concreto, mejor que mejor.

Y luego debes estar permanentemente informado a través de todos los canales que puedas seguir: medios tradicionales, medios sociales, etc. Sigue a expertos, tipsters, jugadores, entrenadores, periodistas y otros personajes relevantes dentro del área de tu especialidad. Por último, la mejor forma de hacer mejores apuestas y, a la larga, ganar más y perder menos, es llevar un estricto control de tus apuestas para saber qué tal se te da, y cuáles son tus resultado a lo largo del tiempo. De este modo, llevando un buen seguimiento, podrás hacer ajustes en tu estrategia para ir mejorando tus pronósticos y, cada vez, apostar con menor porcentaje de riesgo o al menos asumiéndolos conscientemente para optar a una buena ganancia.