Los mejores trucos para tragaperras

Las tragaperras, slots, tragamonedas o máquinas recreativas -su más eufemístico nombre-, son máquinas de juego típicas de los casinos y en España también de todo bar de barrio que se precie. Con tres o más discos con símbolos que giran cuando se pulsa un botón, las primeras máquinas (aún se hacen así para darles un aspecto vintage), eran conocidas como ‘bandidos de un solo brazo’ porque tenían una palanca lateral de la que había que tirar para jugar -en lugar de los botones frontales- y porque con frecuencia dejaban pelados a los jugadores.

En Estados Unidos son tan populares que suponen el 70% de los ingresos medios de los casinos. Esto es comprensible porque jugar en una tragaperras es, a priori, más barato que jugar en las mesas de cartas u otros juegos de casino, aunque probablemente los importes que dejen los jugadores en tragaperras no tengan nada que envidiar a los de las ruletas o mesas de poker. Las tragaperras entregan premios al jugador basados en la consecución de determinadas combinaciones de símbolos cuando los discos dejan de girar tras pulsar el botón. La tecnología moderna ha aportado a estas máquinas sistemas de generación de combinaciones aleatorias en base a unos porcentajes de pagos que cada máquina tiene.

trucos tragaperras

No existen trucos mágicos para ganar a las tragaperras, pero sí consejos para jugar mejor y perder menos dinero

Lo cierto es que no hay trucos mágicos ni secretos esotéricos para ganarles a las tragaperras, por muchas tonterías que hayas podido escuchar y leer por ahí: hay quien dice que las máquinas ‘se calientan’ o ‘se enfrían’ según dónde estén en un local o qué hora del día sea, hay quien sostiene que son las monedas las que deben estar frías o calientes, que hay que jugar justo cuando alguien lleve una hora echando dinero sin conseguir un premio porque sale seguro… supersticiones sin fundamento y basadas nada más que en las vanas esperanzas de la gente de ganar en los juegos de azar.

¿Te gusta jugar a las tragamonedas? Votalo¡¡¡ 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)

Cargando…

Los juegos de azar son para divertirse apostando contra la suerte y pasar un buen rato, si es posible con amigos. Si no estás convencido, puedes leer nuestros ‘Mitos y leyendas sobre las tragaperras’.

Recuerda que los juegos de azar están pensados como forma de ocio y recreación: cuando dejas de divertirte y el dinero que gastas se convierte en un problema, busca ayuda.  

Hoy te contamos algunos trucos o consejos para jugar mejor a las tragaperras. Como en todo tipo de juegos de azar y apuestas, cuanto más sepas cómo funciona el juego, mejores apuestas harás. No obstante, te recordamos que las máquinas tragaperras son juegos de azar puro en las que, a diferencia de las apuestas deportivas, por ejemplo, no influyen los conocimientos o habilidades del jugador. Aquí es la suerte la que manda como en la Lotería Primitiva, así que no te frustres. Y otra cosa: las máquinas recreativas, igual que cualquier juego de casino, las casas de apuestas física y online, están construidas y pensadas a prueba de listillos: si hubiese ‘sistemas’ o trucos mágicos para engañarlas no seguirían existiendo.

Diez consejos para jugar mejor a las tragaperras

  • Juega por diversión: de nuevo, tienes que tener muy claro que no hay trucos ni sistemas para ganarles a las tragaperras, porque están construidas para ganar ellas: sólo entre el 3% y el 8% de las partidas que juegas serán ganadoras. La casa siempre tiene ventaja matemática y no hay nada que puedas hacer para cambiar eso. Así que debes enfrentarte a tus sesiones de juego sabiendo que perderás, pero pasarás un buen rato y, quizá, ocasionalmente ganes algo. Créenos, las máquinas recreativas están pensadas y construidas para hacer ganar dinero a los casinos con el ocio de la gente. Si no quieres comprenderlo, te auguramos muchas pérdidas y bastantes malos ratos. Si quieres llevar la diversión al límite y no gastar un duro o entrenar para sentirte más cómodo antes de jugar dinero, puedes consultar este artículo sobre Cómo jugar gratis a las tragaperras.
  • Destina y gestiona un presupuesto cerrado: nunca debes jugar dinero que no puedas permitirte perder. Esto se aplica a todos los juegos del mundo mundial, incluido el parchís, el cinquillo o las apuestas tontas con tus colegas. Si te gustan las slots, decide qué dinero máximo puedes permitirte gastar al día, a la semana, al mes y al año (sí, cuando ves los importes anuales, la cosa cambia). No gastes más de lo estimado y lleva también control de cuánto has ganado para ver cuáles son tus porcentajes de pérdidas y ganancias. De este modo, siempre tendrás más control sobre tu finanzas y podrás hacer ajustes sobre la marcha. Algunos trucos para no gastar más de la cuenta es no llevar tarjetas cuando vayas a jugar o pedir al casino online que establezca un límite de gasto que puedes hacer diaria o semanalmente. Lógicamente, no debes apostar lo que vayas ganando, si no separarlo para que pase a tu bolsillo -real o figurado- de ganancias. El bankroll debe establecerse antes de empezar a jugar y no modificarse bajo ningún concepto.
  • Elige tragaperras con mayor porcentaje de pagos: no todas las tragaperras son iguales. Y no nos estamos refiriendo a los temas de sus juegos, sus luces y sus animaciones. Hablamos del porcentaje de veces que pagan premios. Como ya hemos visto, las tragaperras están programadas para que el 92-97% se pierda. Es decir, que si las probabilidades de ganar son bajas, hay máquinas donde son aún más bajas. Ya sea en slots online o en casinos, las páginas de ayuda o el personal de sala te pueden informar de cuáles son los porcentajes de pagos de cada máquina.
  • No juegues en los bares ni en los aeropuertos: las máquinas de los bares y otros lugares no destinados al juego suelen ser de las que tienen peores porcentajes de pago. Tu dinero saldrá volando…

consejos tragaperras

  • Jugador ocasional, evita las máquinas progresivas: a menos que estés buscando hacerte con el premio de tu vida -lo que podría llevarte años e incontables pérdidas para quizá no ganar nunca ese pelotazo-, no juegues con slots progresivas. Estas máquinas están ‘enlazadas’ con otras, cuyos botes o jackpots se van acumulando progresivamente según van captando dineros de los jugadores sin dar un gran premio. Esto quiere decir que cuando una máquina progresiva da un gran premio, los importes suelen ser bastante grandes pero estas máquinas dan premios con mejor frecuencia que otras. Es decir, menos premios pero más grandes. Así pues, si no juegas con mucha frecuencia, es preferible que juegues a máquinas con importes menores pero que ofrezcan premios más a menudo. Por otro lado, si lo que buscas es el pelotazo de miles de euros, quédate con las progresivas porque son las únicas donde podrás ganar esos importes pero, de nuevo, las probabilidades de que eso ocurra son muy muy pequeñas. En este otro post, te damos las Cuatro claves para elegir una tragaperras. 
  • Lee las instrucciones de las máquinas: es bueno saber cómo funcionan las máquinas porque generalmente todas las slots tiene fases en las que entran en ‘modo bono’: se abren pantallas distintas cuando consigues tres símbolos de bono y en estas partidas es importante saber qué debes hacer; suelen ser muy buenas oportunidades de recuperar dinero.
  • Prueba las máquinas de vídeo poker: si sabes jugar un poco, estos juegos pueden llegar a ser un buen sustituto de las tragaperras, porque dan mejores premios y la oportunidad de tener algo de control sobre el juego porque aplicarás tus habilidades a las cartas. Ciertamente, no todos los jugadores de slots apreciarán y disfrutarán del vídeo póquer, pero algunos que lo han probado se han pasado a estas máquinas.

consejos slots

  • Baja el ritmo: se sabe que algunos jugadores llegan a hacer 600 tiradas o más en una hora. No es buena idea: cuanto más rápido vayas, más oportunidades brindas al casino de llevarse tu dinero. Ten esto en cuenta y, además de controlar tu bankroll, tómatelo con calma: tómate un refrigerio mientras juegas, habla con otros jugadores, da una vuelta por las mesas de cartas y las ruletas para curiosear… Todo lo que hagas para reducir la cantidad de dinero que gastas en una hora contribuirá a que tu presupuesto dure más, y con él la diversión. Si juegas online, levántate cada poco tiempo y date una vuelta cada diez minutos al menos.
  • Cuando ganes, cambia de juego: cuando una máquina tragaperras suelte un buen premio, lo más probable es que no vuelva a soltar mucho más en un tiempo, así que deja de jugar en ella. Lo mejor es que cierres las sesión contento con tu triunfo pero, si quieres seguir jugando -siempre que no hayas gastado tu bankroll- elige otra slot distinta.

Esperamos que estos consejos te ayuden a jugar mejor en alguno de los muchos y buenos casinos físicos y online que hay en España.