¿Qué es el bankroll? Diferentes técnicas para gestionarlo

bankroll-definicionEl bankroll forma parte de las apuestas deportivas. Seguro que te estarás preguntando en qué consiste, pues bien, simplemente es el dinero que un jugador destina para apostar. Pero, también nos indica el nivel en el que jugamos, ya que existen varios niveles distintos y, al tiempo, hace posible no perder nuestro dinero en caso de una mala racha. Es decir, si disponemos de 1.000 euros mensuales pero necesitamos 800 para vivir nos quedarían 200 euros de bankroll. Pero para ello es necesario contar con una buena gestión, con la finalidad de conseguir un buen control de las finanzas y ver los avances y variables que ocurren en nuestra cuenta. Con este sistema puedes obtener buenos ingresos, pero también debes controlar siempre tus posibilidades, ya que una pérdida siempre te influirá negativamente. Siempre es esencial efectuar una buena gestión, para evitar errores y pérdidas innecesarias.

Muchas veces la clave es conocer bien dónde vas a invertir tus fondos. Sería adecuado que realizaras estudios o pequeñas investigaciones para conocer si tus apuestas tienen posibilidades de darte un saldo a favor o en contra. Siempre infórmate de los resultados anteriores, la trayectoria de los participantes, etc. Lo importante es tener actualizados los datos deportivos o los juegos por los que vas a apostar. Aunque algunas personas tienen buena intuición conviene siempre realizar un pequeño estudio, ya que más vale invertir un poco de tiempo en pequeñas investigaciones que perder dinero sin tener conocimiento alguno de la apuesta.

¿Te gusta nuestro diccionario de apuestas deportivas? Votanos ¡¡ 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)

Cargando…

Una cosa a tener muy en cuenta es ver con detalle el porcentaje de nuestros beneficios, ¿realmente estamos ganando dinero? Si, por ejemplo, tenemos un 80% de aciertos en nuestras apuestas, pero nuestro beneficio es del 10% no merece la pena pensar en este sistema. Pongamos un ejemplo: si tú haces en total 100 apuestas de las que obtuviste un 10% de beneficio de cada una, ganando 80 de ellas y perdiendo 20, tendrías que calcular la rentabilidad de la siguiente manera:

80 apuestas ganadas: 800 euros apostados (por ejemplo) x 10% beneficio = 80 euros.
20 apuestas perdidas: 200 euros apostados = saldo negativo de 200 euros (-200 euros)
Beneficios: 80 – 200 = -120 euros

Es decir, multiplicas la cantidad de las 80 apuestas ganadas por el margen de beneficios obtenidos, en el caso del ejemplo sería un 10% y te da como resultado positivo 80 euros. Mientras que las apuestas perdidas, si apuestas 200 euros perderías esa cantidad íntegramente. Resumiendo, lo que hay que hacer para saber el rendimiento es restar el resultado de los beneficios (80 euros) con el de las pérdidas (200 euros), lo que da una cantidad negativa. En este caso, si el porcentaje de beneficio fuera mucho mayor, un 50 o 60%, saldríamos ganando y podríamos hacer una buena gestión.

Se debe tener cuidado en dejarse llevar por las buenas rachas, no confiemos en la buena suerte, pues ganar las apuestas durante un determinado tiempo no significa que nos vaya a durar eternamente. Aquí se puede ver la diferencia entre un jugador que gestiona bien su dinero del que no lo hace, pues el primero no se confía mientras el segundo sí. El jugador que se deja llevar por su suerte llegará a realizar apuestas más fuertes y de forma más continuada, ya que los beneficios de la buena racha le darán seguridad, pero cuando esta termine el dinero apostado quedará en manos de las casas de apuestas. Sin embargo, el que lleva una buena gestión de sus cuentas no lo hará nunca porque es consciente de que estas leyes se suceden dentro del juego.

suerte-dolarTodos somos conscientes de que el dinero es fundamental en nuestra vida diaria. Sabemos cuánto debemos encauzar hacia nuestros gastos comunes mensuales y cuáles hacia otras actividades de ocio o diversión. Aquí sucede lo mismo, debemos controlar en todo momento nuestras cuentas, para que nuestro saldo esté siempre en positivo. Lo adecuado es adaptarte a tus progresos, aumenta tus cantidades y tus juegos conforme vayas subiendo de nivel y tu seguridad se vaya afianzando. Si pierdes gran parte del dinero en una partida no sigas jugando, no agotes tu saldo, que nunca se convierta en negativo. Una cosa es arriesgar y la otra es jugar de forma irracional.

Para subir de nivel sólo tienes que coger experiencia estratégica. Esto no se adquiere de la noche a la mañana, sino que requiere de tiempo y dedicación. Si te encuentras en el nivel más bajo pero vas sobre seguro, con la experiencia y una buena gestión puedes llegar a ser un buen estratega, mientras que el que salta de nivel de juego está prácticamente destinado al fracaso. Conseguir ingresos rápidos no es una opción con este sistema, a no ser que tengas una habilidad excelente. De todas formas, todos pueden alcanzar altas dotes con sólo tener paciencia y estar atento al juego.

Quizás te preguntes cuánto dinero deberías apostar. Pues bien, primero céntrate en las unidades de apuestas o stake, que son cuantías dinerarias fijas y abarca tanto grandes como pequeñas cantidades. Si tu bankroll es bueno el  stake de tu apuesta subirá. Pero recuerda, no te dejes llevar apostando varias unidades en un sólo juego cuando no tengas claro su resultado. Aquí se juega con la cabeza y no con la intuición. También los riesgos son innecesarios cuando se juegan cantidades de dinero que te pueden dejar sin saldo, ¡recuerda esto!

Sin duda, el bankroll es fundamental para cualquier juego de apuestas, ya que los jugadores que no saben como gestionar su dinero lo pierden fácilmente. También tenemos que ser conscientes de que en los juegos no siempre se gana, pese a que los resultados a veces sean muy claros. Tampoco hay rachas de buena suerte eternas. Y, por supuesto, las malas rachas, son algo natural dentro del juego, de hecho, forman parte de él. Por último, recuerda que un buen jugador jamás queda sin saldo y sabe cuando retirarse a tiempo. Lo importante es jugar con cabeza y jamás dejarse llevar.

*** También te interesa saber que es el Yield en las Apuestas Deportivas.