Lavar bonos en las casas de apuestas

Como sabes, casi todas las casas de apuestas ofrecen bonos de bienvenida con el objetivo de atraer a nuevos clientes que prueben los servicios de la casa. Generalmente se consiguen abriendo una cuenta y depositando dinero, paso previo imprescindible para recibir el bono. Estos bonos suelen oscilar entre los 50 y los 150 euros, dependiendo de la casa. Es una buena oportunidad de poder probar los servicios de una determinada casa de apuestas para ver si su oferta de deportes, mercados y sus cuotas, así como su atención al cliente y sus promociones nos convencen.

descarga (1)

Como siempre recordamos a los lectores de Apuestasfree, los bonos de las casas de apuestas se conceden una sola vez en la vida. Una vez disfrutados -o perdidos-, no se pueden volver a solicitar ni conseguir jamás. Ya sabemos que parece muy dramático, pero es así, una sola vez. De hecho, cuando te registras en una casa de apuestas suele haber un plazo para solicitar tu bono, que a veces no se extiende más de una semana, aunque otros te dejan más plazo. Si no lo pides, se perderá.

El registro en una casa de apuestas es gratis y se considera un evento que no puede repetirse jamás. La posibilidad de obtener el bono de bienvenida está ligado a ese suceso único. Si no lo pides entonces, se perderá para siempre.

Cómo son y cómo funcionan los bonos de bienvenida de las casas de apuestas

Los bonos de bienvenida de las casas de apuestas tienen una serie de características que intentan ‘blindar’ su carácter de promoción de captación de usuarios. No es un dinero fácil de conseguir ni podrás sacarlo a tu antojo. Como norma general, los bonos requieren de un primer ingreso mínimo (suele valer con 10€) y suelen aportar entre el 50% y el 150% de tu primer ingreso.

Una vez logrado el bono, podrás usarlo para apostar -los bonos casi siempre tienen forma de apuesta gratuita y excepcionalmente son de dinero real-, pero el importe apostado se te descontará de las ganancias que puedas obtener con él. Es decir, al tener forma de free bet o apuesta gratuita, en realidad no es dinero, la casa te presta ese importe para apostar: si ganas, te resta el importe que te prestó y te paga el resto.

En caso de que el bono sea de dinero real, o si es una free bet y deseas sacar su importe, deberás cumplir los requisitos de rollover, que generalmente consisten en apostar el importe del bono más el de tu primer ingreso,

¿Te gusta nuestro diccionario de apuestas deportivas? Votanos ¡¡ 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)

Cargando…

Es decir, digamos que te apuntaste en una casa de apuestas y que ingresaste, pongamos, 50€. Si recibiste un bono del 100% de tu primer ingreso, por ejemplo, habrás obtenido 50€ de bono. En un caso standard, para liberar este bono deberías apostar por ejemplo cuatro veces la cantidad de bono + depósito para poder sacar el dinero de tu cuenta. Es decir, que ingresaste 50€ y tendrás que gastarte otros 350€ más para poder sacar dinero de tu cuenta, ya sea de bono o no, apostando a ciertos eventos con cuotas específicas -no vale apostar a 1.02- y con otros requisitos añadidos.

Lavar o no lavar, that’s the question…

Hay quienes sugieren métodos para hacer de estos bonos dinero fácil y rápido, lo que se denomina, ‘lavar los bonos’, haciendo apuestas de cobertura en distintas casas para cumplir los requisitos de rollover y poder sacar el dinero. Hay varias cosas que tenemos que decir al respecto:

  1. Los buenos jugadores no hacen trampas, sólo los tramposos y los timadores hacen trampas. La ética también aplica en el juego.
  2. Sabemos de muchos casos de gente que ha intentado trapichear con bonos y demás ofertas. O gente que pretende lavar dinero en las casas de apuestas, o que ha querido registrar más de una cuenta haciendo burdos intentos de engañar a la casa. Lo único que demuestra esta gente es su supina ignorancia: las casas de apuestas son negocios muy serios, muy avanzados y con un poder estadístico y de computación que jamás alcanzarás ni en tus sueños más locos. Así que intentar timarles metiendo dos correos distintos o usando el nombre de tu hermano es, como mínimo, patético.

via GIPHY

3. Las casas de apuestas suelen detectar los intentos de fraude con bastante facilidad y el resultado puede ser una cuenta cerrada y todas las ganancias perdidas. El problema es que hay quien intenta estos fraudes, termina expulsado de la casa y luego se pasa el día despotricando en las redes y webs.